Representación de proposiciones

La representación de proposiciones es la teoría psicológica, primero desarrollada en 1973 por el doctor Zenon Pylyshyn, que las relaciones mentales entre objetos son representadas por símbolos y no por imágenes mentales de la escena.

Ejemplos

Una red de proposiciones que describe la oración "John cree que Anna pasará su examen" se ilustra abajo.

Cada círculo representa una proposición sola, y las conexiones entre los círculos describen una red de proposiciones.

Otro ejemplo es la oración "Debby donó una cantidad de dinero grande al Greenpeace, una organización que protege el ambiente", que contiene las proposiciones "Debby donó el dinero al Greenpeace", "La cantidad de dinero era grande" y "el Greenpeace protege el ambiente". Si una o varias de las proposiciones son falsas, la oración entera es falsa. Esto se ilustra en la Figura 2:

Las representaciones de proposiciones también son:

Cada proposición consiste en un juego de predicados y argumentos que se representan en la forma del cálculo del predicado. Por ejemplo:

Un acontecimiento; (X) John golpeó a Chris con un unicycle, el unicycle se rompió, debido a este John comenzado para gritar, que hizo que Chris fuera feliz.

Una representación de proposiciones

Cada juego de predicados (a las palabras les gusta el éxito, se rompió, grito, feliz son primeros predicados del pedido; la Causa es un predicado del segundo pedido) y los argumentos (a menudo consistiendo en un agente/sujeto (p.ej John en ‘P’), un recipiente/objeto (p.ej Chris en ‘P’) y un instrumento (p.ej el unicycle en ‘P’)) por su parte se manipulan como proposiciones: el acontecimiento/declaración “John golpeó a Chris con el unicycle” se representa como la proposición 'P'.

También, los rasgos de objetos particulares se pueden caracterizar a través de listas de atributo. ‘John’ como un objeto singular puede tener los atributos ‘guitarra de juegos’, 'malabarismos', ‘come mucho’, ‘monta un unicycle’ etc. Así la referencia a ‘John’ le identifica como el objeto de pensamiento en virtud del que tiene seguro de estos atributos. Así pues en el cálculo del predicado, si “John (el F) tiene la propiedad de ser ‘paseos un unicycle’ (x)” podemos decir salva veritate: (x) (Fx). Estos elementos se han llamado obras primitivistas semánticas o marcadores/rasgos semánticos. Cada obra primitivista puede formar por su parte la parte de una declaración de proposiciones, que por su parte podría ser representada por una cifra abstracta p.ej ‘P’. Las propias obras primitivistas juegan un papel decisivo en categorización y clasificación de objetos y conceptos.

Las relaciones significativas entre ideas y conceptos expresados entre y dentro de las proposiciones en parte se tratan con a través de las leyes generales de la inferencia. Uno de los más comunes de éstos es Modus Ponens Ponendum (MPP), que es una inferencia simple de la relación entre dos objetos, sobrevenir último al antiguo (P-›Q). Así si tenemos dos proposiciones (P, Q) y asumimos una ley de la inferencia que está relacionada con ellos ambos (P-›Q), entonces si tenemos P debemos tener necesariamente Q. Las relaciones de la causalidad y se pueden expresar de esta moda, es decir un estado (P) causando (-›) otro (Q)

Por tanto una caracterización puramente formal del acontecimiento (X) escrito encima en lengua natural sería algo como:



Buscar