Éxito y dirigido (béisbol)

Un éxito y dirigido es un alto riesgo / alto recompensan la estrategia ofensiva usada en el béisbol.

Cuando la ofensa tiene un baserunner en la primera base (más corredores pueden estar en la base, pero debe haber al menos un corredor en el primer), el corredor en primeras rupturas para el segundo ya que el tono se lanza. El bateador por su parte intenta golpear el tono, y, si puede, para golpear la pelota a través del área que ha sido desocupada por el defensor que cubre la segunda base en la tentativa baja robada aparente del corredor. El área defensiva vacante también es generalmente más grande que es cuando defendido porque el ímpetu del fildeador le puede tomar en una dirección enfrente de la pelota pestañeada, mientras que estos fildeadores por lo general son inmóviles o móviles hacia el goleador por tanto pueden el campo una pelota en la una o la otra dirección de su cuerpo.

Debido a la ventaja del corredor, el "éxito y dirigido" tiene una ventaja secundaria de permitir que el equipo de bateo evite que un doble se aproveche de un predio grounder aun si se golpea directamente a un infielder. También puede permitir que el corredor avance más bases a un éxito que podría por otra parte debido a ese principio del encabezado.

Aunque un paseo de la línea se pueda convertir fácilmente en un doble juego, los paseos de la línea son raros por tanto el riesgo de doblarse lejos de un paseo de la línea es mínimo. Además, si el bateador no puede entrar en contacto con la pelota - o si no puede entrar en contacto porque la defensa ha ejecutado un pitchout, en el cual el tono se lanza lejos, lejos de la zona de huelga para hacerlo fácil para el receptor manejar el tono de entrada y lanzar la pelota a una base - el corredor es vulnerable a tirar (robo técnicamente agarrado) en la segunda base.

También, el bateador puede decidir tomar una oscilación mala en un tono malo para hacerlo más difícil para el receptor manejar el tono de entrada, o por tanto la pelota va asquerosa, en cada caso para proteger al corredor de agarrarse robando. Los uno o el otro camino, esto puede hacer que la masa para rebozar se quede atrás en la cuenta, haciéndolo más difícil para él conseguir un éxito. Y si realmente golpea un tono malo realmente no se puede manejar, podría causar el contacto pobre que conduce directamente a la masa para rebozar enfadada, por tanto puede terminar por regalar su en el murciélago sin la ventaja para la ofensa.

El hit-run tiene la mejor posibilidad de tener éxito cuando el bateador es alguien que no con frecuencia se balancea y falla, en un tiempo cuando la cuenta no perjudicará a un goleador si toma una oscilación mala, con un corredor bastante rápido para tomar la segunda base aun si la masa para rebozar realmente se balancea y falla.

A menudo la circunstancia precisa para pedir un hit-run ocurre con unas dos pelotas, una cuenta de huelga en un goleador, ya que esta situación puede encontrar todos los susodichos criterios, según quien está en el murciélago y quien está en la base, pero puede ocurrir en otros tiempos. Una defensa despierta entiende la probabilidad que la ofensa llamará el juego en un momento específico, y así puede decidir pedir que un pitchout en ese momento lo defienda. Una ofensa despierta, por su parte, entiende la probabilidad de próximo pitchout, y use la oportunidad hit-run como un señuelo, haciendo el pitchout hacerse otra pelota en la cuenta en el favor del goleador, aumentando sus posibilidades de la base alcanzable por el paseo o golpear.

Una variante del éxito y dirigido es la carrera-y-éxito, en la cual el corredor sale en un robo directo del segundo y la masa para rebozar tiene la opción de si balancearse en el tono.

El hit-run es una muy vieja estrategia del béisbol, remontándose al juego del 19no siglo.



Buscar